Una Existencia Virtual

Diether RothHistorias II, (detalle) 2019.

por Luis Rius

3 de junio, 2020

La serie de Rodrigo Ayala Megaciudad-Intimidades, muestra un momento culminante en la trayectoria de este pintor, uno de los más sofisticados que conozco y uno de los más reconocibles y sorprendentes en sus constantes y en sus cambios.


La serie reúne al Rodrigo Ayala de las magníficas abstracciones concentradas en resultados de composición, forma, materia y color, y también al figurativo, de desnudos femeninos y temas de un culteranismo vivo e inspirador. Pienso en una síntesis marcada por el asombro de todo lo nuevo que se incorpora.


Lo primero en atraparnos son los espacios, de una lobreguez inquietante, e invadidos por el azul encendido que en varias piezas se cuela por una pequeña ventana. Las escenas, o mejor, los escenarios que parecen serlo de filmación o de representación teatral, lo cual refuerza las presencias de Bertolt Brecht y Ava Gardner, cautivan por su estética de grises profundos, muy diversos, combinados con áreas de color vivo, ya sea en verde, rojo, amarillo, y sobre todo azul (Estudio I). El empleo de transparencias en blanco y colores de tierra, imprime también gran riqueza visual, como lo logran, asimismo, las texturas reales y virtuales y el empalme de la perspectiva frontal y la perspectiva aérea.

 

Este cruce de perspectivas, tan propicio en los formatos romboidales, amplifica nuestra percepción y agudiza nuestras posibilidades interpretativas o de simple disfrute y registro de sensaciones. El despliegue de rigurosas geometrías, apoyado compositiva y plásticamente en motivos reconocibles (libros, sillas, mesas…), invita a simbolizar. Para el propio Rodrigo Ayala las sillas y las mesas implican un tema de presencia-ausencia. Claros ejemplos al respecto lo son Espacio suspendido IV (arpegio), Historias, Tarde en el campo, entre otras.


La yuxtaposición de exteriores e interiores (de megaciudad e intimidades) en una misma escenografía, también son recurrentes: Ava Gardner y Bertolt Brecht en la ciudad, Ava Gardner y Bertolt Brecht a la orilla del arrullo de los Arrayanes, Epifanía. En otras piezas, el afuera penetra o abre el interior, como en las ya mencionadas con ventanas celestes, y en la muy bella Amanecer (sala). Esta poética pintura revela con claridad otra de las combinaciones tan notables de Rodrigo Ayala, en este caso entre espacios concretos, reales, y otros abstractos, de una existencia virtual.


El trabajo de perspectiva obliga al espectador a percibir de manera diferente el espacio, como también las yuxtaposiciones y combinaciones antes referidas. Por ello, ante estas pinturas, el espectador tiene la opción de limitarse a una observación neutra, detrás de la “cuarta pared”, o puede “romper” ésta y entrar en una compleja relación de realidad y representación, de participar a plenitud en la puesta en escena, tal como lo planteara Bertolt Brecht en su teoría dialéctica de teatro. No es casual que Rodrigo Ayala lo invoque, con tan grata compañía.

 

Texto y fotos obtenidos del catálogo de obra de dicha exposición, cortesía del artista.

Entonces... ¿qué te pareció?

Comenta, sugiere, disiente... nos gustará mucho escuchar tu opinión.

Contacto